Preguntas frecuentes


En esta sección encontrará una completa guía de respuestas a las dudas más comunes sobre los diferentes trámites para la obtención de la Ciudadanía Italiana y del Pasaporte Italiano.Si no encuentra su respuesta por favor consútenos


No. La ciudadanía es la condición que reconoce a una persona una serie de derechos políticos y sociales que le permiten intervenir en la política de un país determinado.

El pasaporte es un documento de viaje que sirve a una persona para salir de su país y entrar en otro estado. Sin este documento es imposible que una persona salga legalmente de su país.

Para obtener el pasaporte italiano, primero deberá ser ciudadano italiano.

La ciudadanía, italiana o de cualquier otro país, indica el vínculo que existe entre una persona y un determinado estado.
La condición de ciudadano sirve para obtener la protección de las autoridades diplomáticas o consulares de su País en el exterior y es el origen de una serie de derechos y obligaciones.
Estos derechos y obligaciones deben cumplirse tanto dentro como fuera del territorio del país al cual pertenece la ciudadanía.

La ciudadanía italiana es otorgada, sin límite de generaciones, a los descendientes de los italianos emigrados a través del jus sanguinis (via sanguínea), aunque no admite saltos generacionales.

La Nacionalidad es un concepto distinto al de ciudadanía, y significa la pertenencia de un individuo a una determinada Nación, entendida como comunidad de seres humanos con un mismo origen étnico, lingüístico, histórico y cultural.
Una Nación puede estar dividida en varios estados, y exsten, a su vez, Naciones sujetas a la soberanía de varios estados mientras que algunos Estados pueden inclur en su territorio a distintas nacionalidades. 

Estos son algunos de los beneficios y derechos que tiendrá al obtener la Ciudadanía Italiana

  • Transmitir la ciudadanía Italiana y por ende Europea a hijos y cónyuge.
  • Residir y trabajar libremente (sin necesidad visas ni permiso de trabajo) en los venticinco Estados que integran la Unión Europea.
  • Contar con la protección de los consulados europeos, cuando viaja o reside en el extranjero.
  • Votar en las elecciones Italianas (en Italia o desde Argentina) como en las del Parlamento Europeo en la Unnión Europea.
  • Estar habilitado para realizar cualquier tipo de actividad comercial prevista por la Unión Europea.
  • Estudiar cursos de grado o postgrado en cualquier universidad europea (abonando tarifa de europeo)
  • Estudiar inglés en Gran Bretaña o Irlanda a precio comunitario.
  • Obtener becas que sean excluyentes para ciudadanos Italianos o Europeos, ofrecidas por otros países u organismos internacionales.
  • Convalidar un Título Universitario para poder ejercer una profesión en la Unión Europea.

Cada Estado posee la soberanía de definir sus propios criterios para la atribución de la ciudadanía a sus ciudadanos.
Teniendo en cuenta ese principio, es posible entonces, mientras que la reglamentación de los Estados invilucrados lo permita, que un mismo individuo pueda tener dos o mas ciudadanías contamporáneamente.

Uno de los casos mas comunes es el de las personas Italo-argentinas, en donde las leyes de ciudadanía, la italiana y la argentina, permiten al individio mantener ambas simultáneamente.
En la ley Italiana de ciudadanía, el principio en base al cual la ciudadanía se adquiere es "ius sanguinis" (por sangre), es decir que la ciudadanía se adquiere por descendencia de un ciudadano italiano, independientemente del lugar de nacimiento del interesado.
En la ley Argentina de ciudadanía, el principio en base al cual la ciudadanía se adquiere es "ius soli" (por territorio), es decir, la ciudadanía se aquiere por nacer en el territorio del Estado, sin importar la ciudadanía de los padres del individuo.     

En principio tienen derecho a adquirir la Ciudadanía Italiana, por via sanguínea e independientemente del lugar de nacimiento:

  • las personas nacidas antes del 31 de diciembre de 1947, si el padre era ciudadano italiano al momento del nacimiento del soicitante.
  • las personas nacidas a partir del 1 de enero de 1948, si el padre o la madre era ciudadano italiano al momento del naciemento del solicitante.

Existen también otras formas de adquirir la Ciudadanía Italiana, sin embargo lo mejor es asesorarse y determinar los derechos en cada caso en particular ya que existen varias leyes que pueden habilitar y/o anular la adquisición de la Ciudadanía Italiana.   

Un ciudadano es una persona que forma parte de una comunidad política. La condición de miembro de dicha comunidad se conoce como ciudadanía, y con lleva una serie de deberes y una serie de derechos que cada ciudadano debe respetar y hacer que se cumplan. Es así que la ciudadanía se puede definir como el derecho y la disposición de participar en una comunidad, a través de la acción autorregulada, inclusiva, pacífica y responsable, con el objetivo de optimizar el bienestar público.

Existen cuatro formas de obtener la ciudadanía italiana:

Ciudadanía Italiana por Nacimiento o Sangre (Iure Sanguinis)
Ciudadanía Italiana por Territorio (Iure Soli)
Ciudadanía Italiana por Matrimonio
Ciudadanía Italiana por Naturalización

Cada una de ellas tiene normativas, excepciones y consideraciones especiales, por lo que sugerimos seguir los enlaces para obtener información específica en cada caso en particular

Si. La entrega de la documentación probatoria al derecho a la ciudadanía es personal para las personas mayores de los 18 años.
En caso de un menor de edad, el trámite lo realizará su progenitor o quien detentara la patria potestad del mismo.
La persona interesada debe presentarse con su DNI en el que deberá tener asentado su domicilio personal y éste corresponda a la circunscripción del Consulado Italiano en el que presentará la documentación
Las personas que hayan cambiado recientemente su domicilio, deberán asentar dicho cambio en su DNI, en el registro civil Argentino. Una vez efectuado el cambio, podrá presentarse al Consulado correspondiente al nuevo domicilio, una vez transcurridos 6 meses haber efectuado el cambio de domicilio.     

Las principales obligaciones del ciudadano Italiano residente el extranjero son:

  • estar inscriptos en el Anagrafe del Consulado competente.
  • mantener actualizado el domicilio en el Consulado.
  • mantener actualizada la situación de estado civil en el Consulado.
  • cumplir con las obligaciones militares (únicamente ciudadanos varones nacidos hasta el 31 de diciembre de 1985).

Las Actas de estado civil deben ser pedidas en la Comuna italiana correspondiente al nacimiento, matrimonio, defunción, etc. del ascendente italiano.

Si desea que nosotros nos encarguemos de realizar el rastreo y/o pedido de actas de estado civil de sus ascendentes italianos, por favor contáctese con nosotros.

Mientras el ascendente fallecido no haya perdido por algún motivo la Ciudadanía Italiana antes del nacimiento del descendiente, el trámite para adquirir la Ciudadanía Italiana continúa de la misma forma, debiéndose agregar además de las actas de nacimiento y matrimonio (en caso de haberlo) el acta de defunción de la persona fallecida. 

Las actas deben ser traducidas por Traductor Público Matriculado, salvo algunos Consulados que admiten traducciones no oficiales, certificando la conformidad siempre y cuando dichas traducciones sean fieles a los originales en castellano.

Si desea que traduzcamos sus actas al italiano, contáctese con nosotros, trabajamos con un equipo experimentado, con mas de 30 años realizando estos servicios. 

Depende. Las actas de estado civil argentinas (nacimiento, matrimonio y defunción) expedidas luego del 12 de julio de 1990 no necesitan ser legalizadas
Es suficiente la copia del acta certificada por el oficial del registro civil argentino.

No. Para que sea válido el Certificado que otorga la Cámara Electoral, deberá tener fecha de emisión posterior al 16-08-1992 y se presenta sin traducción ni legalización.
Salvo en los casos en los que el trámite de aduisición de la Ciudadanía Italiana, se realice directamente en una Comuna en Italia.

No. Muchas veces sucede que otra parte de la familia que desciende del mismo ascendente italiano ha comenzado o realizado el trámite para adquirir la CIudadanía Italiana y por lo tanto, ya se ha presentado la documentación de sus ascendentes.
En este caso usted sólo deberá agregar al expediente las actas de las personas que aún no hayan sido presentadas, no sería necesario presentar nuevamente la misma documentación existente en el expediente consular. 

No hay, a decir verdad, un tiempo real estipulado para concluir el trámite. Por el contrario, el tiempo dependerá, en la mayoría de los casos, de dos factores principales:
En primer lugar, el tiempo dependerá de cada Consulado en particular, según la cantidad de pedidos de reconocimiento de ciudadanía que hayan recibido.
En segundo lugar, el tiempo dependerá del correcto armado del "legajo consular", el cual deberá contener toda la documentación necesaria por parte del interesado.

Para determinar cuál sería la mejor forma de presentar la documentación, y acelerar el trámite de la Ciudadanía Italiana, contáctese con nosotros.     

Una vez que el interesado haya presentado toda la documentación necesaria en el Consulado correspondiente a su jurisdicción, éste procesará la información recibida para luego transmitirla a la Comuna Italiana correspondiente.
Más tarde, cuando se haya transmitido la documentación a la Comuna italiana correspondiente, el Consulado enviará una carta informando al interesado acerca la finalización del trámite.

Italia cuenta con un registro de la poblcaión llamado Anagrafe (padrón).
Cada uno de los ciudadanos italianos residentes en el territorio Italiano se encuentran inscriptos en el "APR" (Padrón de la Población Residente) en la comuna donde residen.
Paralelamente, los ciudadanos Italianos residentes en el exterior (fuera del territorio Italiano) deben estar inscriptos en el "AIRE" (Padrón de Italianos Residentes en el Exterior) perteneciente a la comuna Italiana de origen o de última residencia en Italia antes de emigrar.

Conforme a la ley 470/1988, todo ciudadano Italiano tiene la obligación de informar acerca de cualquier tipo de modificación en sus datos personales (estado civil, ciudadanía, domicilio, composición del núcleo familiar conviviente, últimos estudios cursados, profesión, etc).
En caso de que el ciudadano italiano resida fuera de Italia, todos estos cambios o eventos, deberán ser informados en el Consulado Italiano correspondiente a la jurisdicción por residencia, el cual actúa como intermediario con la Comuna Italiana.

La inscripción y actualización del AIRE son necesarias para poder obtener el pasaporte italiano y los demás documentos y/o certificados que el Consulado Italiano emite. Si desea más información acerca de cómo actualizar el Anágrafe para poder solicitar el Pasaporte Italiano, comuníquese con nosotros, lo podemos asesorar.

No. El pasaporte es un documento de viaje que sirve a una persona para salir de su país y entrar en otro estado. Sin este documento es imposible que una persona salga legalmente de su país.

La ciudadanía es la condición que reconoce a una persona, una serie de derechos políticos y sociales que le permiten intervenir en la política de un país determinado.

Para obtener el pasaporte italiano, primero se deberá ser ciudadano italiano.

Las principales funciones del Pasaporte Italiano son las siguientes:

  • Es el documento que poseen los ciudadanos Italianos para viajar fuera del territorio comnprendido por la Unión Europea (dentro de la UE no necesitan viajar con pasaporte sino que tienen otros documentos de identidad)
  • Es por sí mismo un Documento que acredita identidad del titular
  • Dentro de la administración Italiana y bajo ciertas condiciones, puede reemplazar los certificados de ciudadanía y nacimiento

Fuera del territorio Italiano, los pasaportes son expedidos por los Consulados. 

La Oficina de Pasaportes de cada Consulado se ocupa de la emisión de los pasaportes de ciudadanos italianos residentes dentro de la Circunscripción Consular. Es requisito fundamental estar inscripto en el A.I.R.E (padrón de los italianos resdentes en el exterior) con todos los datos actualizados. 

El pasaporte italiano debe tramitarse en el consulado que corresponda al lugar de residencia del interesado. 

Si. Tratándose de un documento personal, la solicitud de pasaporte debe hacerse personalmente y no puede ser delegada.

En caso de que el solicitante sea menor de 18 años, además de la presencia del menor, es necesaria la autorización expresa de ambos progenitores realizada de cualquiera de las formas habilitadas (ver ¿Cómo autorizar el pasaporte para menores de edad?). 

Para poder tramitar un pasaporte para un menor de edad (18 años), es necesaria la autorización expresa de ambos progenitores, realizada de cualquiera de las siguientes formas:

  • Personalmente ante autoridad Consular, muñido de identificación válida, no mayor a 10 años de expedida
  • Personalmente ante cualquier Oficina de la Administración italiana autorizada a certificar firmas (consulados, comunas italianas)
  • Con acta notarial o certificada por escribano público, legalizada con "Apostille" si el acta es emitida o legalizada por un escribano no italiano
  • Con una declaración firmada dando consentimiento a la emisión del pasaporte, junto a una fotocopia del documento de identidad. Siempre que el progenitor que otorga el consentimiento sea ciudadano comunitario

El pasaporte italiano no se renueva, al vencimiento se debe tramitar un nuevo ejemplar.

Puede solicitarse desde 6 meses antes de su vencimiento.
 

Cuando se acaban las hojas del pasaporte, deberá solicitar uno nuevo en el consulado que corresponda al domicilio de su residencia.